Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Miquel Subirats
© Oriol Hidalgo Fons MTTE
© Oriol Hidalgo Fons MTTE
© Pere Luque Fons MTTE
© Miquel Subirats
© Fons MTTE
© Ajuntament de Godall
© Miquel Subirats
© Oriol Hidalgo Fons MTTE
© Oriol Hidalgo Fons MTTE
© Oriol Hidalgo Fons MTTE

MuseoTerres de l’Ebre

La sierra de Godall, naturaleza, hombre y paisaje

La sierra de Godall es uno de los espacios naturales más desconocidos y al mismo tiempo más interesantes de Terres de l’Ebre. Ubicada en la comarca de El Montsià entre la sierra de Montsià y el macizo de Els Ports, es una magnífica atalaya desde la que contemplar unas fantásticas panorámicas de la comarca y sus principales espacios naturales (el delta del Ebro, el Parque Natural de Els Ports y la Foia de Ulldecona). Su morfología, afable con el visitante la convierten en un paraje ideal para realizar actividades de descubierta de la naturaleza, rutas a pie, en familia o en bicicleta de montaña que permiten adentrarse en la sierra y descubrir sus rincones llenos de vida natural y tradiciones centenarias.

La sierra se integra en la extensa Reserva de la Biosfera de Terres de l’Ebre. Está declarada como a Espacio de Interés Natural y forma parte de la Red Natura 2000. La valorización y protección de esta sierra y su biodiversidad quedan avaladas por la presencia  de especies botánicas destacadas como la ferula (Ferula lascassi), los lirios (Iris spuria e Iris foetisissima), plantas de interés como Ballota hirsuta, Euphorbia isatidifolia, diferentes especies de orquídeasetc., y especies animales destacadas y en peligro de extinción como la águila perdicera, el búho real, el aguilucho cenizo o el elanio común.

Este espacio ha sido habitado desde hace miles de años, fruto de este antiguo poblamiento encontramos testimonios como las manifestaciones artísticas de las pinturas rupestres de los abrigos de la Ermita que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad y donde la relación del hombre con la naturaleza es evidente. Y es que, a lo largo del tiempo, el ser humano ha aprovechado y transformado este espacio con sus actividades creando un medio humanizado pero que, al mismo tiempo, mantiene sus valores naturales.

La sierra a lo largo del año no es un espacio estático, sino que en cada estación la naturaleza y sus habitantes lo mantienen lleno de vida y de una actividad cambiante. En invierno, cuando parece que todo descansa, sus habitantes se apresuran en acabar de recoger las aceitunas, las almendras o las algarrobas, mientras los campos reciben la llegada de aves migratorias, como los tordos, que huyen del frío del norte. En primavera, los cantos de las aves se pueden oír por todos los rincones y las maquias, las garrigas y los campos de almendras y cerezas se llenan de flores. En verano con la llegada del calor, los reptiles e insectos animan la sierra con su actividad frenética, aunque huyendo de las horas de mayor insolación. En otoño, mientras se acentúan los trabajos que preparan la recogida de la cosecha se inicia la temporada de caza y en algunos claros de bosque de la sierra aparecen las primeras setas.

El agua en estas tierras es un elemento básico y vital que ha originado un paisaje único y singular, el agua subterránea que circula por la sierra ha excavado y destruido a lo largo de miles de años la roca calcárea y ha originado numerosas cuevas y simas. Por otro lado la necesidad que han tenido sus habitantes de utilizar los recursos hídricos para sus conreos, rebaños o para su propio consumo ha originado la construcción de numerosos pozos, fuentes y cocons que podemos encontrar repartidos por toda la sierra.

En 2009 se creó en la población de Godall, el Centro de Interpretación de la sierra de Godall, un centro que dispone de dos salas, la primera destinada a exposición permanente donde, mediante objetos originales, audiovisuales, ilustraciones y textos, se dan a conocer los recursos naturales y la transformación de la sierra por la mano del hombre, es decir, la humanización de la sierra. La otra sala está destinada a usos múltiples y permite la programación periódica de exposiciones temporales, conferencias, etc.

La sierra de Godall constituye un magnífico ejemplo de como la naturaleza y el hombre pueden convivir consiguiendo un equilibrio donde elementos nacidos de la intervención de sus habitantes sobre el medio como los cultivos de secano, las casas de campo, corrales, lligallos (vías utilizadas regularmente por el rebaño), barracas y otras construcciones de piedra en seco, fuentes, cocos (oquedades en la roca donde se almacena agua), etc. se integran en la naturaleza y generan un espacio humanizado pero rico en vida y con unos valores paisajísticos que impresionan al visitante.

Desde los servicios educativos y turísticos del Museo de Terres de l’Ebre os proponemos diferentes rutas e itinerarios para conocer el patrimonio natural y cultural de la sierra de Godall. Os podéis informar en: www.museuterresebre.cat, enviar un correu a info@museuterresebre.cat o trucant al tel. 977 702 954

También podéis visitar el Centro de Interpretación de la sierra de Godall:

Horarios:
Todo el año
Sábados de 10 a 13 h i de 15:30 a 19:30 h

Del 21 de junio al 21 de septiembre
De martes a domingo de 10 a 12 h i de 17 a 19 h

Dirección:
Casal Municipal. C/ Joan Tomàs, 7
GODALL

Información:
Tel.: 977 73 83 24
turismegodall@gmail.com
www.godall.altanet.org