Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Vicent Pellicer
© Arxiu PN dels Ports

PortsEls

El Buho Real en Els Ports

El búho real (Bubo bubo) es el rapaz nocturno más grande de la península Ibérica. Con casi 1,80 m de envergadura y más de 2 Kg. de peso, vive en las sierras y valles fluviales de las montañas bajas y medianas de Catalunya. Es una especie sedentaria, fuertemente territorial, con parejas estables que se mantienen durante todo el año. Se alimenta de gran variedad de presas como ratas, conejos, erizos e incluso otras rapaces. En los meses fríos marca el territorio con su canto profundo audible hasta 4 Km. de distancia las noches tranquilas.

El búho real en Els Ports vive en las zonas más externas del macizo, en áreas con presencia de roquedales y dominancia de vegetación arbustiva, siempre cerca de la llanura donde encuentra sus presas. Sus hábitos nocturnos y su carácter discreto hacen posible que algunas parejas puedan vivir muy cerca del hombre, al lado de poblaciones o granjas, donde seguramente basa su dieta en ratas. En general, nos encontramos ante una especie que, incluso nidificando en el interior del Parque, depende de las zonas adyacentes para cumplir con sus necesidades alimentarias.

El hecho de marcar su territorio vocalmente, facilita la realización de censos mediante estaciones de escucha nocturna. Este sistema consiste en escuchar los reclamos espontáneos de la especie desde unos puntos fijos durante un tiempo determinado. El pasado invierno se efectúo el 8º censo de búho real en el Parque Natural de Els Ports. Este censo se realizó durante 3 noches gracias a la participación de un total de 17 personas entre personal de la brigada de Forestal Catalana del Parque, Agentes Rurales, técnicos del Parque Natural y voluntarios.

El resultado final del censo fue la detección de 11 territorios. Hablamos de territorios y no de parejas ya que un territorio puede estar formado por un único  macho solitario. Aunque algunos territorios están muy próximos a otros, en general no es una densidad elevada si la comparamos con la de otras zonas catalanas. Curiosamente tenemos zonas donde el hábitat es considerado a priori favorable en las que no se ha podido confirmar la presencia de ningún individuo. Se prevé repetir el censo anualmente para seguir la evolución de este gran rapaz.