Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Fons MTTE
© Pau Bartomeu
© Fons MTTE
© Life Migrato Ebre
© Pau Bartomeu
© Life Migrato Ebre
© Fons MTTE
© Pau Bartomeu
© Pau Bartomeu
© Fons MTTE
© Fons MTTE
© Fons MTTE
© Fons MTTE
© Fons MTTE
© Life Migrato Ebre

MuseoTerres de l’Ebre

MIGRATOEBRE. Por un río lleno de vida

Os proponemos, mediante una exposición que recorrerá a lo largo de 2016 y 2017 las Terres de l’Ebre, un itinerario por el río Ebro, el gran río ibérico que conserva todavía poblaciones de peces y otras especies de fauna y flora valiosos en un contexto mundial.

La exposición “MIGRATOEBRE. Por un río lleno de vida”, ha sido producida por el Museu de les Terres de l’Ebre por encargo de los socios promotores del proyecto Life MigratoEbre: el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, el IDECE, el Parque Natural del Delta del Ebro, la Fundación Catalunya la Pedrera, l’IRTA y el Museo del Ter. La muestra quiere dar a conocer a la población el Life Migratoebre y sus actuaciones, y al mismo tiempo explicar el marco histórico y ecológico del tramo final del río Ebro y las especies de peces que viven, incidiendo especialmente en el esturión, la saboga, la lamprea y la anguila.

La supervivencia en el Ebro de especies tan emblemáticas y valiosas a escala mundial como el esturión o la lamprea, dos fósiles vivientes; la anguila, una criatura que para reproducirse cruza el Atlántico en un viaje transoceánico, o la saboga, sin duda el pez más popular en las Terres de l’Ebre durante siglos, se convierte en un proyecto de futuro. En el marco de la recuperación del Ebro como símbolo de identidad y de diversidad medioambiental de nuestro territorio, depende de las actuales generaciones que podamos mantener estas cuatro especies en un nuevo contexto orientado por un modelo de desarrollo sostenible que debería preservar, como uno de los ejes estratégicos, un río lleno de vida (natural, cultural, de ocio...).

La exposición incluye textos, fotografías, ilustraciones de gran formato, objetos originales y maquetas, que se complementarán con dos audiovisuales. Se podrá visitar en Amposta hasta el día 9 de octubre, y después itinerará por diferentes municipios de las Terres de l’Ebre como Tortosa, Flix, Deltebre, Sant Carles de la Ràpita, L’Ametlla, Mora d’Ebre, Sant Jaume d’Enveja, Xerta y Tivenys. Esta exposición, con las acciones de difusión y participación que la acompañan, quiere dar a conocer y hacer posible este proyecto colectivo, que cuenta con el financiación del programa Life de la Unión Europea y del Gobierno de la Generalitat de Catalunya.

El proyecto Life MigratoEbre tiene como objetivo recuperar las poblaciones sanas y viables de las cuatro especies de peces migradores en el tramo final del río Ebro y al mismo tiempo mejorar la conectividad del tramo catalán del río adaptando y permeabilizando a los peces las barreras fluviales que encuentran, el azud de Xerta-Tivenys, el de Ascó y la presa de Flix. Para cumplir con los objetivos, el Life MigratoEbre incluye un conjunto de acciones como la reintroducción de especies desaparecidas, el seguimiento del conjunto de las poblaciones de peces, la mejora de los hábitats, la construcción de pasos y la realización de campañas de difusión para sensibilizar la población local y conseguir su implicación mediante la creación de una red de voluntariado.

Desde los servicios educativos y turísticos del Museo de las Terres de l’Ebre os proponemos realizar un viaje guiado por la exposición que seguro os sorprenderá, e itinerarios por el río Ebro, quizás el espacio natural más emblemático de las Terres de l’Ebre, por su significado identitario, pero también por la biodiversidad que esconde en islas y galachos, y sobretodo dentro de sus aguas. Os podéis informar en: www.museuterresebre.cat, enviar un correu a info@museuterresebre.cat o llamando al tel. 977 702 954

LAS ESPECIES DE PECES MIGRADORES DEL EBRO

El esturión

Actualmente el esturión es considera una especie extinguida en el Ebro, pero su presencia está documentada ya desde época árabe y los datos del periodo medieval testimonian que ocupaba una extensa área y se extendía, al menos, hasta Tudela (Navarra), 490 Km., aguas arriba de la desembocadura. Los adultos se reproducían en la primavera siguiendo el río hasta las diferentes zonas de fresa, a lo largo de toda esta extensión, en zonas con fondo de guijarros y gravas y corriente elevada.
La población del Ebro empezó a sufrir una importante regresión después de la construcción del Azud de Xerta-Tivenys en el s. XV que limitó y redujo considerablemente el área de la especie. Las causas de la desaparición del esturión en el s. XX son diversas, pero se deben situar en un contexto mundial: además de las barreras debemos considerar la pérdida de calidad del agua de los ríos y la sobre pesca de hembras reproductoras para el aprovechamiento del caviar. La última captura de un ejemplar adulto en el interior del río Ebro se produce en 1960 en Tivenys, y el último juvenil se pescó en 1970 en la isla de Sant Antoni (Deltebre).

La saboga

Las sabogas fueron tan abundantes en el Ebro que eran objeto de pesquerías de gran interés económico y comercial, pero en la segunda mitad del s. XX prácticamente desapareció. A lo largo de los últimos años, desde 2005, sus poblaciones reproductoras han iniciado un proceso de retorno al río y actualmente la saboga tiene una presencia regular, aunque en bajas densidades.
La reaparición de la saboga puede estar ligada a una mejora relativa de la calidad del agua, que favorecería la entrada y la supervivencia de los contingentes migradores. Garantizar las poblaciones pasa por el sostén de un caudal mínimo durante el periodo de migración y por la preservación de los valores ambientales del río. Así mismo, el futuro de la especie en el Ebro depende de la permeabilidad de las barreras levantadas en el curso final del río, cosa que permitiría duplicar el área actual, con 59 Km. adicionales, y ampliar sobretodo las zonas aptas para la reproducción.

La lamprea

La lamprea no ha sida nunca una especie de las más abundantes en el Ebro y su presencia ha sido cada vez más rara, hasta el punto que actualmente puede considerarse como extinguida. Desde 1985 se han citado únicamente 32 ejemplares y más del 90% de estos se producieron hace tiempo, en la década de los 90. Las últimas noticias de lampreas en nuestra área geográfica corresponden a un ejemplar parasitante un mújol en la Bassa de les Olles (L’Ampolla) el año 2001 y un individuo encontrado muerto en la playa del Fangar (Deltebre), en 2010.

La anguila

La anguila en el Ebro es una especie común desde la desembocadura hasta al Azud, sin embargo aguas arriba su presencia disminuye y solo se mantiene por las repoblaciones que hace la Administración desde 1996. Esta disminución en alejarse de la desembocadura no es exclusiva del Ebro, pero sin duda aquí se ha agudizado por las barreras que hay a lo largo del valle, y que de mejorarse los pasos beneficiarían la distribución de la especie.
En la zona deltaica, en cambio, la anguila es, de entre todos los peces, la especie más difundida y ocupa los diversos ambientes deltaicos, ya que es un animal muy ambivalente, y es capaz de tolerar rangos de temperatura y salinidad extremos. No obstante, parece tener preferencia por los hábitats con aguas saladas como las lagunas, que es donde más abunda.