Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo
© Marius Domingo

Sierrade Llaberia

Las aves del barranco de La Dòvia, en Pratdip

En las sierras de Llaberia y Colldejou, además de practicar deportes y disfrutar de diferentes formas de sus rincones y paisajes, podemos realizar una de las actividades culturales y científicas que más fuerza está cogiendo en los últimos años: la observación de aves.

Puede ser que expliquemos un poco cada cosa: el ICO es el Instituto Catalán de Ornitología, es decir, la entidad que agrupa la mayoría de ornitólogos del País y que realiza multitud de actividades divulgativas, científicas o de protección de las aves.

Podéis ir a su web y obtener mucha más información:

www.ornitologia.org

Entre todas estas actividades, hay censos y monitoreo, con la intención de conocer mejor nuestras poblaciones de pájaros. El que nos ocupa ahora es el SOCC, Seguimiento de Aves Comunes en Catalunya.

Este censo se realiza desde 2004, y, a diferencia de la mayoría de censos, y como nos indica su nombre, se ocupa de comprobar que especies comunes hay en un determinado territorio con recorridos periódicos, dos cada año en invierno y dos más en temporada de cría. Con esta periodicidad se puede llegar a determinar que especies disminuyen en sus poblaciones y cuales aumentan, se trata, pues, de un excelente bioindicador del estado de los ecosistemas, sobretodo si conseguimos mantenerlo durante mucho tiempo.

En el caso de Pratdip, nosotros vamos realizando esta tarea en el marco del programa SOCC desde 2006, exactamente hace diez años. Ya empieza a ser un seguimiento bastante esclarecedor y ya se pueden extraer algunas conclusiones. Cosa que se realiza desde el mismo ICO con reportes anuales.

Lo que queremos explicar aquí es que este recorrido, que como todos es de tres kilómetros, comenzando al principio del valle, cerca de la carretera de Santa Marina y que acaba en el rincón de La Dòvia, es un paraje ideal para observar algunas especies de aves que son escasas en Catalunya. Algunas de ellas incluso en peligro de extinción.

Para ilustrarlo claramente, diremos que en los recorridos de censo de invierno hemos llegado a contar cuarenta especies diferentes, mientras que en tiempos de cría el número máximo ha sido de cuarenta-y-seis. Los tres kilómetros se deben caminar en dos horas y media.

Aunque el censo SOCC está realizado para contar especies comunes, también se observan aves más raras y escasas, en el caso de La Dòvia, por ejemplo, es casi segura la observación de águilas, reales, culebreras o perdiceras, halcones, acentor alpino, roquero solitario, chova piquirroja y pájaro arañero.

Si os interesan los pájaros y queréis saber más de su presencia en Tarragona podéis consultar nuestro blog específico:

http://ocellsdelcamp.blogspot.com/

No hay tiempo para aburrirse paseando por el valle de La Dòvia, en Pratdip, ya que entre pájaro y pájaro, si apartamos la vista de los prismáticos, podremos observar mariposas, libélulas e incluso plantas interesantes, como orquídeas o jaras blancas con las flores blancas, bastante excepcionales.

Uno más de los rincones de las sierras de Llaberia, una más de las maravillas que tenemos más cerca de casa de lo que creemos.

Imágenes: