Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Josep Maria Navarro
© Josep Maria Navarro
© Alain Fabré
© Alain Fabré
© Agustí Olivé
© Josep M. Torras
© Josep Maria Navarro
© Josep Maria Navarro
© Alain Fabré
© Josep M. Torras
© Agustí Olivé
© Josep Maria Navarro
© Alain Fabré
© Josep Maria Navarro
© Agustí Olivé
© Josep Maria Navarro
© Josep M. Torras

SebesReserva Natural

Sebes, carrizales para aves

Uno de los hábitats más característicos y extensos de la Reserva Natural de Sebes son los carrizales. Con más de 60 hectáreas, este bosque de tallos de cañizo, representa uno de los hábitats más interesantes para pequeñas aves. Carriceros, carboneros, mosquiteros, currucas, y todo tipo de paseriformes lo utilizan como zona de cría, alimentación o reposo durante las migraciones. Gracias a los seguimientos hechos mediante el anillamiento científico, en los cañaverales de Sebes se han encontrado casi todas las especies de carriceros, incluyendo las más raras, durante los pasos migratorios.

Ahora bien, durante la primavera, es el momento de observar los últimos migrantes y aquellos que vienen a criar un año más en el carrizal de Sebes. El carricero tordal, el carricero común, el carricerín real, el moscón europeo, el ruiseñor bastardo, el ruiseñor, el escribano palustre,... Una multitud de pequeños pájaros se concentren en el refugio del carrizal y se pueden observar con su comportamiento natural desde los diferentes observatorios que ofrece la reserva.

Observarlos es sin duda un reto, como también lo es fotografiarlos. Os presentamos algunas buenas imágenes hechas por algunos fotógrafos que nos visitan habitualmente. Venid y aceptad el reto de fotografiar estos pequeños y escurridizos pájaros, que comparten hábitat con otras especies de mayor tamaño que también podréis observar: avetorillo común, cuco común, garza imperial, y el vuelo vigilante a poca altura del aguilucho lagunero, el símbolo de la Reserva de Sebes.