Patronat de Turisme de la Diputació de TarragonaDiputació de Tarragona
Terres de l'Ebre 
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen
© Cristian Jensen

AudouinBirding Tours

Disfruta de la ornitología en Terres de l’Ebre

En un territorio relativamente pequeño, Terres de l’Ebre disfruta de una riqueza ornitológica extraordinariamente rica. El Delta del Ebro, sus sierras litorales y prelitorales como Els Ports, El Montsià, o la Sierra del Boix, vertebradas por el Ebro contribuyen mucho a esta causa.

El invierno y el devenir de la primavera darán muchas sorpresas a todo aquel ornitólogo o aficionado a la ornitología que se pasee por cualquiera de sus bellos rincones. Sumados a la riqueza ortográfica, encontraremos que la mano del hombre, con sus actividades tradicionales, ha contribuido a modelar el paisaje, generar mosaico y crear espacios abiertos, que tan importantes son para muchas especies de aves que visitan Terres de l’Ebre en algún momento del año, así como para aquellas que viven siempre.

Cuando llega el frío…

Las aves actúan como un verdadero termómetro meteorológico y climatológico, que, a parte de dar grandes satisfacciones al observador, nos podrán indicar cambios en el tiempo y avisarnos de la llegada del frío, o de fuertes nevadas en la alta montaña.

En Els Ports podremos disfrutar de algunas especies que, huyendo de las nevadas pirenaicas y alpinas han venido a buscar cobijo en otro ambiente, también de montaña, pero mucho más mediterráneo y de temperatura suave. El acentor alpino Prunella collaris es uno de ellos. Simpático pájaro que encontraremos en los puntos elevados, se muestra relativamente confiado en esta época, y será una buena oportunidad para disfrutarlo, especialmente para los fotógrafos, que lo tendrán a una distancia corta. El treparriscos Tichodroma muraria es otra de estas joyas que tan solo se dejaran ver cuando el frío es severo en los Pirineos. Es una especie íntimamente ligada a las paredes de roca, tal y como su nombre científico “muraria” nos indica. La gracilidad de este pequeño pájaro moviéndose en la verticalidad de paredes imponentes es una experiencia que ningún ornitólogo debería perderse.

Descendiendo a tierras más bajas y adentrándonos en el Delta del Ebro, el invierno nos dará también gratas sorpresas. Las balsas grandes son buenos puntos para  poder observar grandes grupos de patos que pasan aquí el invierno, como la cerceta común Anas crecca, el pato cucharo Anas clypeata, el ánade friso Anas strepera y el siempre atractivo pato colorado Neta rufina.

Con el frío los flamencos Phoenicopterus ruber se reúnen en las balsas más salinas, en grupos que pueden llegar a diversos millares de ejemplares. Se trata de un espectáculo natural digno de ver, que resulta muy atractivo incluso para aquellas personas no especialmente interesadas en la naturaleza.

Este último otoño y el presente invierno, el delta está aportando novedades ornitológicas, con la presencia de especies raras que se ven con muy poca frecuencia. Desde el otoño se puede ver una chorlito dorado asiático Pluvialis fulva, que se ha quedado a pasar el invierno. Se trata de una ave que cría en la tundra siberiana y que hiberna en Asia. Por otro lado, se podía observar ya desde el mes de septiembre juntamente con diversos ejemplares de correlimos canelo Tryngites subruficollis. El falaropo picofino Phalaropus lobatus fue otro de los pájaros poco usuales que visitó el Delta el pasado otoño. Finalmente otro de los atractivos detectados recientemente ha sido un pato havelda Clangula hyemalis. Es interesante mencionar que prácticamente cada invierno tienen lugar citas de búho campestre Asio flammeus.

Con la llegada del buen tiempo...

La primavera trae sorpresas a cada uno de los rincones, tanto en tierra baja como en las sierras. En Els Ports, durante los meses de abril y mayo, cuando los campos se encuentran florecidos podemos disfrutar de la presencia de los abejarucos comunes Merops apiaster, probablemente una de las aves más atractivas de Europa. La golondrina dáurica Hirundo daurica también está presente, nidificando bajo pequeños puentes. Pero una de las especies más emblemáticas es sin duda el águila perdicera Aquila fasciata, especie sedentaria, que está fuertemente amenazada, y de la que todavía quedan algunas parejas.

Els Ports son también un buen escenario para disfrutar de otras aves interesantes como el halcón peregrino Falco peregrinus, o el buitre egipcio Neophron percnopterus. El águila culebrera Circaetus gallicus, que llega temprano en la primavera es otro de los elementos atractivos de Els Ports, que se puede observar con relativa frecuencia.

Más allá de la avifauna, los paisajes de Els Ports en la primavera nos cautivarán, y podremos combinar una visita a paredes imponentes de roca, y riachuelos de gran esencia mediterránea, todo cumplimentado con la presencia de la cabra salvaje Capra pyrenaica, uno de los elementos que dan carácter a esta sierra.

Todavía tierra adentro, si visitas la comarca de El Montsià podrás disfrutar del aguilucho cenizo Circus pygargus, que tiene aquí una de las pocas poblaciones que nidifican sobre vegetación natural. De la misma manera, en alguno de sus barrancos se puede observar también el búho real Bubo bubo, uno de los rapaces nocturnos más grandes de Europa, así como el búho chico Asio otus, que forma un dormidor de algunas decenas de individuos cerca de la sierra de El Montsià.

La Sierra del Boix escenifica algunos paisajes de verdadera esencia mediterránea, con la combinación de florecimientos de roca calcárea y matorrales, que son hábitat de la cogujada montesina Galerida theklae.

Por el contrario, si nos adentramos de nuevo en el Delta en la primavera, encontraremos un paisaje totalmente transformado, con la crecida del arroz y la llegada de una de sus especies más emblemáticas, la gaviota de Audouin corsa Larus audouini, que tiene aquí el 80% de su población mundial. La canastera común Glareola pratincola la encontraremos también en determinados puntos, entre prados secos. Se trata de una especie de silueta esbelta que no deja indiferente a nadie.

Pero estos son solo dos ejemplos, que acompañarán a otras aves que escogen cada año el Delta para nidificar, y que acompañarán a la garza real Ardea purpurea, avetorillo común Ixobrychus minutus, garcilla cangrejera Ardeola ralloides, gaviota picofina Larus genei, chorlitejo patinegro Charadrius alexandrinus, buscarla unicolor Locustella luscinioides y muchos otros.

Podrás subir montañas, pasear por la orilla del río o tumbarte a la orilla del mar. Con toda seguridad la riqueza avifaunística de Terres de l’Ebre no dejará de sorprenderte. Ahora sólo debes venir a descubrirlo.

Jaume Soler Zurita

Audouin Birding Tours